coronavirus y TIC

Las tecnologías de la información y las comunicaciones frente al Coronavirus

Nos corresponde a todos luchar contra el coronavirus y las TIC desempeñan un papel fundamental en esta guerra abierta. El campo de batalla es amplio (toda la población mundial) y debemos contener su avance y luego tomar medidas para su erradicación.

Cuando un virus entra en acción, las medidas de contención son prioritarias para parar su extensión y, en este caso, las TIC se han visto que son realmente efectivas. En el ámbito nacional, la sanidad se encuentra transferidas a las autonomías y han realizado una serie de medidas en sus HIS (Sistema de Información Hospitalario) como cancelar o bien reprogramar las citas y así liberar recursos para atender la pandemia. Todas las páginas webs y las apps de las Comunidades Autónomas que gestionan las citas sanitarias han sido modificadas para proporcionar información y nuevos servicios (consultas telefónicas, por ejemplo) con el objetivo de mitigar la presión asistencial a los hospitales. Estas medidas de contención se han comprobado muy efectivas reconocidas por las autoridades sanitarias.

coronavirus y TIC

coronavirus y TIC

Si entramos brevemente en el ámbito internacional, China, primera nación donde se da prácticamente controlada la pandemia, ha sido determinante el control de la población mediante los algoritmos y el Big Data que asigna a cada ciudadano un código QR con uno de estos tres colores; verde libre de infección, amarillo pendiente de verificación y rojo infectado. Las autoridades gracias también a la geolocalización, han podido controlar las personas infectadas para verificar su confinamiento y poder así evitar infectar a otras personas. Esta medida de una u otra manera se ha extendido también a Corea del Sur y a la región de Lombardía con resultados muy positivos. Estas medidas que en las democracias europeas resultan impopulares por atentar contra la intimidad de las personas, se han demostrado eficaces en otros países y quizás en estos momentos tan delicados donde se ha puesto en marcha el estado de alarma, podrían ser implantadas provisionalmente para salvaguardar la salud de los ciudadanos.

En Italia se está estudiando en principio usar el Big Data, el análisis de datos masivos y anónimos, para frenar la epidemia. Facebook y las grandes empresas de telecomunicaciones italianas están ofreciendo estos datos al grupo de trabajo formado en el Ministerio de Innovación de Italia.

drones y coronavirus

drones y coronavirus

La utilización de drones ya se ha utilizado con éxito en China como vigilancia para que los ciudadanos no puedan saltarse la cuarentena. Otro ejemplo de la utilización de drones es en Nápoles donde la autoridad nacional de aviación civil (ENAC), ha autorizado el uso de drones para monitorizar todos los movimientos realizados por ciudadanos sobre el territorio nacional. Incluso en las áreas ubicadas cerca de aeropuertos civiles, identificados como “áreas rojas”, los vehículos pueden volar a una altitud máxima de 15 metros.

Existen infinidad de iniciativas privadas desarrolladas contra la pandemia donde el entorno sanitario y la informática forman una alianza de éxito. Un primer ejemplo es la realizada por la SEOM (Sociedad Española de Oncología Médica) donde han creado un canal para analizar/verificar la información y los artículos que se están generando sobre el coronavirus y proporcionar así un entorno fiable de información médica. Otra segunda iniciativa altruista es #MédicosfrentealCOVID,  desarrollada por la aseguradora DKV en colaboración con la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI) y la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC). El objetivo es que cualquier persona con un dispositivo móvil y acceso a internet pueda estar en contacto con un médico de forma gratuita sin saltarse la cuarentena.

Hasta ahora hemos visto como desde el punto de prevención y contención, han sido numerosos los ejemplos de la utilidad de las TIC pero ¿qué ocurre con los diagnósticos? En la actualidad se diagnostica mediante el test PCR, siglas en inglés de ‘Reacción en Cadena de la Polimerasa’, es una prueba de diagnóstico que permite detectar un fragmento del material genético del virus.  Tan importante es esta detección como el cribado previo de ciudadanos potencialmente infectados y es ahí donde se demuestra el valor de las TICs. Por ejemplo, en Madrid, se acaba de lanzar la aplicación coronamadrid.com donde ya se realiza además de una autocomprobación del virus y un seguimiento médico, un control por geolocalización de las personas afectadas por el virus, un ejemplo más donde las instituciones públicas junto con la tecnología ponen en marcha iniciativas para frenar el uso indiscriminado de los recursos sanitarios.

Para finalizar y una vez expuesto con casos concretos la eficacia de las TICs en la prevención y el diagnóstico del coronavirus, me gustaría también destacar su aportación de valor también en el ámbito de búsqueda de la tan ansiada vacuna. Un ejemplo concreto es el caso del superordenador Summit de IBM con el que los investigadores han podido simular 8.000 compuestos en dos días, 77 de los cuales han demostrado cierto potencial para evitar que el Covid-19 infecte las células. Esto permite acotar las pruebas de laboratorio a las opciones más prometedoras. De otro modo, los investigadores tienen que cultivar el virus y observar cómo reacciona cuando se expone a compuestos nuevos o existentes, un proceso lento que con métodos convencionales puede llevar años. En palabras de los propios investigadores “Tenemos muchas esperanzas de que nuestros hallazgos computacionales sirvan de base para futuros estudios y proporcionen un marco en el que investigar estos compuestos. Sólo entonces sabremos si alguno de ellos tiene las características necesarias para mitigar el virus”.

Como bien comentaba al inicio del artículo, todos estamos comprometidos en la lucha contra el coronavirus, si bien los héroes de los hospitales se encuentran en primera línea de fuego, todos reconocen que las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones se están confirmando como una extraordinaria herramienta de colaboración en la lucha contra esta pandemia. Entre todos conseguiremos erradicar al coronavirus.

 

Ambrosio Rodríguez Gómez
Decano del Colegio Oficial de Ingenieros en Informática de Castilla-La Mancha (COIICLM)
Colaborador del Consejo de Colegios de Ingeniería en Informática (CCII)

Toledo 26 de Marzo de 2020

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.