Protección de Datos

Los delegados de protección de datos tienen empleo asegurado

Las nuevas normativas generan el destaque de estos profesionales

En el 2018 entrará en vigor el nuevo Reglamento europeo de Protección de Datos, aprobado con el fin de decir adiós a la antigua Directiva que regulaba el tema y para unificar los criterios de protección en todos los países de la Unión Europea. Con este cambio, una nueva figura cobra protagonismo: el “Delegado de Protección de Datos”, que se crea con los artículos 37, 38 y 39 de la mencionada reglamentación.

El Data Protection Officer o DPO debe hacerse responsable por la protección, gestión y el tratamiento de los datos de una empresa u organización. Su tarea es la de informar al personal responsable de los aspectos legales y prácticos del tratamiento de los datos, supervisando que se apliquen las reglamentaciones correspondientes y se capacite al personal necesario para evitar filtraciones y pérdidas de información.

En cuanto a la formación, la reglamentación no establece requisitos específicos. Por lo tanto, para ejercer como Delegado de Protección de Datos existen distintas opciones: formarse como científico de datos, tener conocimiento y experiencia con las normativas correspondientes, poseer formación en el sector empresarial, manejar sistemas de seguridad, etc.

Lo destacable de esta profesión son sus expectativas de futuro, pues de acuerdo a la propia Asociación Internacional de Profesionales de la Privacidad (IAPP), cuando esta normativa comience a aplicarse se necesitarán más de 75.000 delegados de protección de datos para la Unión Europea.

Las sanciones y restricciones por el mal uso de la información son tan severas en este reglamento, que las empresas no dudarán ni un momento para contratar a un DPO, con lo que las posibilidades laborales se extienden a prácticamente todos los sectores.

El resto del mundo también deberá adaptarse a esta realidad, con lo que las posibilidades de empleo se internacionalizan. En Estados Unidos se requerirán cerca de 10.000 delegados de protección de datos, mientras que países como China podrán solicitar aproximadamente 7.500 profesionales de esta área, y otras potencias como Suiza y Rusia cerca de 3.000 DPO por país.

A pesar de tratarse de una nueva profesión, la IAPP advierte que muchas empresas podrían optar por capacitar a empleados que ya se encuentren dentro de la misma para estas tareas en lugar de contratar a un nuevo empleado. Lo positivo es que, el afortunado que reciba la propuesta podrá aumentar considerablemente su salario, pues debido a las implicaciones legales que demanda el trabajo de los DPO su remuneración puede alcanzar cifras bastante elevadas.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *